sábado, 7 de junio de 2014

26 días de Huelga en Aceros Zapla: Entre la resistencia obrera y el fiasco de la burguesía "nacional" de los Taselli


Por Gastón Ramírez 

Si el conflicto de la autopartista Gestamp puso al desnudo la triple alianza: Multinacionales-Gobierno-Burocracia Sindical (SMATA) contra los obreros, el actual conflicto de Aceros Zapla vuelve a poner en escena el fiasco de los empresarios "nacionales" como es el caso de Sergio Taselli dueño de la acería palpaleña.
El gobierno mientras negocia concesiones con Brasil y las terminales locales concesiones, deja pasar el ataque de las multinacionales con más de 15.000 suspensiones y despidos de los activistas sobre los cuales descargó una reaccionara cruzada junto a la burocracia facha del SMATA. Pero a contramano del maltrecho relato oficial, las multinacionales durante el kirchnerismo se la llevaron en pala y no pararon de crecer, como se señala acá “… de las 56 empresas extranjeras que integraban la cúpula de las 200 más grandes a comienzos de la década del noventa, se llegó a 92 en 2001. Y lejos de revertirse este fenómeno, se acentuó en la posconvertibilidad, a punto tal que en 2010 cerca de 115 firmas de las 200 más grandes del país estaban controladas por inversores foráneos”. 
En Aceros Zapla el gobierno y la oposición sostienen a Taselli a quien se cansaron de ayudar con subsidios millonarios todos estos años, a pesar del continuo deterioro de la fábrica y la creciente disminución del empleo luego de la privatización: de 800 trabajadores en 1992 se pasó a 460 en la actualidad. Si bien Taselli podría ser un personaje del irónico film “El discreto encanto de la Burguesía” del genio de Luis Buñuel, este capitalista no es un caso aislado. Por el contrario, es uno más de todos aquellos favorecidos con la concesión (regalo) de empresas del estado privatizadas en la época del menemismo, empresas en quiebra o contratos con el Estado. Taselli (Ex Río Turbio, Ex FFCC-Roca-San Martin-Belgrano Sur, etc.), Roggio (Subte, FFCC, Ex Ing. La Esperanza, Obra Pública), Cirigliano (Ex FFCC –Sarmiento-Tragedia de Once), Minetti, Cristóbal López, etc. Ellos son el empresariado "nacional" que en el relato oficial estarían llamados a "poner en andas al país y a sacarlo del infierno". Un “capitalismo en serio” decía Kirchner mientras los empresarios se acomodaban en las empresas del Estado o como contratistas para comenzar una carrera desenfrenada de ganancias a muy bajo costo e inversión, en fábricas o servicios con un stock de capital muy deteriorado y obsoleto, sacaban ventaja de la devaluación del salario y con la desocupación exprimir a los trabajadores poniendo en riesgo sus vidas como sucedió en la tragedia de la Mina de Río Turbio en la cual 14 mineros murieron por falta de inversión cuando Taselli estaba al mando de la empresa.

La Privatización de Altos Hornos Zapla: historia y presente de un desguace. 
El complejo minero-siderúrgico supo ser un orgullo de los jujeños y de todo el país. Un emblema no sólo por el acero laminado de alta calidad que se exportaba a Europa, sino porque los 8.000 obreros y sus familias, daban vida a toda una población que llegó a tener sus propios espacios culturales (Cines-Teatros) y hasta su club de fútbol que jugó en la Primera A.  La venta de la acción de Zapla a $1=1U$S al Citi Bank fue un primer paso en el regalo de las "joyas de la abuela" a los buitres extranjeros. La privatización fue del conjunto del complejo, trayendo el desempleo masivo, el desguace de Forestal (17.000 hectáreas forestadas y regaladas a Celulosa S.A), las canteras de Cal y Cemento (regaldas a Minetti hoy intregado a gigante del cemento transnacional Holcim), el cierre de la "Mina 9 de Abril" por baja operatividad (aunque el mineral no esta agotado) y todo el pueblo minero (casas, hospital, escuela, centro deportivo, etc.) fue abandonado, su población desalojada para luego ser reciclado en un "Complejo Turístico" que esta semi paralizado y no sale de la decadencia. Luego la historia es un poco más conocida. Una situación de fuerte retroceso (productivo y social porque el desempleo en Zapla-Palpalá hizo estragos) abrió el camino para la llegada de Taselli un buitre nacional al acecho de empresas en situación de quiebra o críticas. Y los problemas no tardaron en llegar, en 2005 (por un accidente muere el compañero Cisneros), la patronal metió la polifuncionalidad y la tercerización con Forja Norte, en 2009 ante la crisis precarizó los salarios con el Repro, en 2013 una nueva explosión en un horno causó serias lesiones a un grupo de trabajadores y en los últimos años la producción de acero cada vez es menor y en los hechos Taselli impuso una re-conversión hacia la producción de hierros de construcción. Un producto de poca complejidad en comparación con la capacidad y la tecnología instalada en la empresa que implica un derroche de la capacidad instalada; es como si una automotriz se pusiera a fabricar bicicletas. En el esquema de Taselli todo cuadra porque se trata de exprimir a la empresa (y a sus trabajadores) hasta sacar la última gota de ganancia y luego descartarlos (empresa incluida) como chatarra.  

La fuerza de cambio viene desde abajo
La huelga volvió a tensar los músculos de los trabajadores luego de 10 años donde no cortaban la Ruta 66 y paraban por más de 25 días dada la tregua del burócrata Hoyos con la patronal. Luego de la elección de la nueva directiva del sindicato, el cansancio por tanto manoseo de la patronal y un gobierno que deja pasar la inflación y todo tipo de atropellos, se hizo sentir y la bronca estalló en el reclamo por una mejora salarial, el pase a planta de los tercerizados y las pésimas condiciones de seguridad e higiene.  
Taselli presiona y chantajea con la baja de contratos para que los trabajadores acepten perder los días de huelga. Los obreros saben que la empresa viene produciendo y acumulando stocks con los cuales la patronal puede “aguantar” y jugar al desgaste. La industria siderúrgica esta fuerte, la producción de acero crudo creció un 13.3% y el hierro un 2% en Abril respecto a igual mes del año pasado. Siderar acumuló ganancias por $888,26 millones durante el primer trimestre del año.
"Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser los dueños como la primera vez..." es uno de los cantos que más emocionan y levantan la moral de los trabajadores en las marchas y en el acampe. Esta es una idea fuerza y de izquierda, en ella aparece el sentir de los trabajadores y de sus mujeres y familias que se suman a la lucha de ir por más. Hoy esta idea es la que puede abrir paso a una gran campaña de todo el pueblo de Palpalá por la defensa de los obreros de Zapla contra los ataques del gobierno, la oposición, los funcionarios del Ministerio de Trabajo, la policía y la justicia hasta conquistar su justo reclamo. Un paso necesario en el camino de recuperar el orgullo de Altos Hornos Zapla para que esta vez sea de y para los trabajadores y el pueblo de Palpalá.

1 comentario:

VERDE SOLIDARIA dijo...

Extraordinaria recreación de esta historia para comprender el proceso de expropiación y destrucción de la capacidad obrera en la industria nacional. Una perla mas en la larga lista de entrega y usurpación de fuerzas productivas humanas, que iguala este gobierno al de Menem. Muchas gracias por recordarlo y reivindicar ese pueblo que lucha aislado geográficamente pero rodeado cada vez de solidaridad obrera y popular. Este Hoyos es otro cuadro que tenemos que bajar junto a otros como Pignanelli.